El triángulo de oro islandés

El triángulo de oro islandés

En esta ocasión os hablaremos del triángulo de oro. Con este nombre se conocen el Parque Nacional de Thingvellir, la zona geotérmica de Geysir y la cascada Gullfoss. Los tres parajes están relativamente cerca unos de otros y son fácilmente accesibles desde la capital, Reikiavik. Además, cada uno de estos lugares tiene una importancia especial tanto en términos de la historia cultural de Islandia como de su geología única. Y son por tanto algunos de los lugares más visitados del país. A Estos tres lugares añadimos el cráter Kerid porque nos venía de camino hacia Selfoss.

1. Parque Nacional de Thingvellir

Este parque es uno de los sitios más importantes de Islandia. Es conocido por su significado histórico y geológico. Aquí se fundó el Alþingi, el parlamento más antiguo del mundo, en el año 930 d.c. Geológicamente, es notable porque se encuentra en la fisura tectónica entre las placas de América del Norte y Eurasia, lo que significa que literalmente estás caminando entre dos continentes.

Existen diversas zonas de aparcamiento. Nosotros aparcamos junto al centro de visitantes y ese aparcamiento era de pago. El parque cuenta con un centro de visitantes, bar y tienda de souvenirs. Si vais a visitar todo el parque, no solo la zona donde se ve la separación entre las dos placas tectónicas, podeís reservar 1 hora y media aproximadamente.

Nuestra ruta a pie por el parque partió del centro de visitantes. Nos dirigimos a la zona de separación de las placas tectónicas y seguimos hasta la cascada Öxarárfoss. Regresamos por el valle visitando la pequeña iglesia y la figura conocida como Flosagjá. Podéis ver el mapa con el recorrido aquí.

2. Geysir

 Geysir es el nombre del géiser más famoso de Islandia. En la zona abunda la actividad geotérmica y uno de los geíseres lanza agua hirviendo al aire cada pocos minutos. No hay que pagar para aparcar ni para entrar en la zona geotérmica.

3. Cascada Gullfoss

Gullfoss, que significa «cascada dorada» en islandés, es una de las cascadas más impresionantes de Islandia. Se encuentra en el río Hvítá y desciende en dos etapas, creando un espectacular espectáculo de la naturaleza. Es especialmente hermosa cuando el sol refleja en el agua vaporizada, creando un arcoíris.

No hay que pagar para aparcar. El aparcamiento para coches es el superior. Desde allí se bajan unas escaleras y se hace un corto paseo hasta llegar a la cascada. Existe tienda de souvernirs y restaurante.

4. Más allá del triángulo de oro: Cráter Kerið y Secret Lagoon

Kerið es un cráter volcánico con un lago en su interior. Lo que lo hace especial es el color intenso de sus aguas, que contrasta con los vibrantes colores rojos y naranjas de las rocas volcánicas. A diferencia de muchos otros cráteres volcánicos en Islandia, Kerið tiene una forma más circular y sus paredes son bastante empinadas. Hay que pagar para aparcar.

Para acabar el día, si os alojáis cerca de Selfoss, podéis disfrutar de las aguas termales de la Secret Lagoon. Nosotros compramos las entrada online unas semanas antes de nuestro viaje a Islandia. No tuvimos que esperar ni hacer cola para entrar. Aunque había bastante gente, la experiencia fue muy positiva. 

 

Sobre el Autor

Sé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *