En esta entrada os proponemos una excursión a Sóller, un bonito pueblo de Mallorca situado en la Serra de Tramuntana y a los jardines de Alfabia, que están muy cerquita de Sóller. La excursión que hicimos con nuestros hijos pequeños fue desde Palma en el famoso “tren de Sóller”, un antiguo ferrocarril de vía estrecha que fue inaugurado en 1912.

 

Nuestra excursión empieza en la estación del tren de Sóller en la Plaza de España de Palma. Es un día caluroso de agosto. Con mi marido acordamos, que él se irá en coche a Sóller y nosotros tomaríamos el tren. Así, una vez en Soller, iríamos en tranvía hasta el puerto de Sóller, volveríamos a Sóller para recoger nuestro coche para visitar los jardines de Alfabia. Y dicho y hecho, nos montamos en el tren y salimos de Palma en dirección a Sóller. Podéis encontrar información sobre horarios y precios del tren en este enlace.

El viaje en tren no es largo, se tarda aproximadamente una hora en llegar a Sóller con paradas incluidas. En poco tiempo el tren deja atrás la ciudad de Palma y sus alrededores para dirigirse hacia la Serra de Tramuntana. Tras abandonar la ciudad el paisaje cambia completamente. Desde el tren se pueden ver campos de almendros, algarrobos y encinas, típicos del campo mallorquín. Poco después el tren para en la estación de Bunyola. Tras reanudar el recorrido, el tren debe atravesar túneles bajo las montañas de la Serra de Tramuntana, puesto que Sóller es un pueblo “encerrado” entre montañas. A la salida de los túneles, el tren se para en Mirador Pujol de’n Banya, para que la gente pueda ver el precioso valle de Sóller desde sa Serra.

A la llegada a la estación del tren, nos esperaba mi marido. En vez de salir directamente para coger el tranvía que nos llevaría al Puerto de Sóller, nos sentamos en un bar de la plaza de la iglesia de Sant Bartomeu a tomar algo. Debéis saber que en Sóller se elaboran unos helados tradicionales. La fábrica de helados es conocida como “Sa Fàbrica de gelats”. Está muy cerquita de la plaza de Sant Bartomeu.

Muy cerquita de la estación del ferrocarril está la parada para tomar el antiguo tranvía que conecta Sóller con su puerto. Así que allí vamos.

A la vuelta del puerto, tomamos nuestro coche y atravesamos el túnel de Soller para parar muy cerquita de la salida del túnel en los famosos jardines de Alfabia. La finca de  Alfabia es en realidad un conjunto de casa, jardines y huerto situado en Bunyola, en la Serra de Tramuntana.

La finca cuenta con una zona con animales autóctonos como cabras y ovejas. También hay unos antiguos aljibes y fuentes cuyos surtidores cruzan agua entre si. Esta es la parte que más les gustó a los niños. Como hacía bastante calor, se remojaron un poco bajo el agua de la fuente. Finalmente, está la casa, una antigua casa señorial mallorquina.

Fuente imagen ruta tren de Sóller aquí.

Alojamiento en Mallorca

Encuentra tu mejor opción de alojamiento en Mallorca a través de este enlace.