Desde Alsacia y de camino hacia casa, a Catalunya, pasamos un día y medio en Chambery. Habíamos escogido esta ciudad porque además de visitar su centro histórico, nos permitía hacer escapadas como visitar Annecy y su lago o bien ir a Bugey a probar el velo rail. Y porque está más o menos a mitad de camino entre Alsacia y Catalunya.

Pasamos un día y medio alojados en el Aparthotel kyriad Chambery Centre. Llegamos a Chambery por la tarde. Esa primera tarde la dedicamos a pasear por el centro de Chambery. El centro de la ciudad consta de muchas calles peatonales. Era sábado por la tarde, de agosto, por lo que no había mucha gente en la ciudad.

Para nuestro segundo día, decidimos salir de la ciudad y nos planteamos dos alternativas: 1) la primera era ir hasta Annecy (menos de 1 hora de coche desde Chambery) y pasar el día allí. La segunda era ir hasta Bugey (1 hora desde Chambery) a probar el velo rail. Nos decantamos por esta segunda opción, porque pensamos que sería más divertido para los niños. La excursión a Bugey para probar el velorail nos ocupó solo la mañana, pero como al día siguiente debíamos madrugar mucho para cruzar la frontera entre Francia y España pronto para evitar las colas, la tarde la dedicamos a pasear de nuevo por Chambery en vez de irnos a Annecy.

En la propia ciudad de Chambery, existe un edificio singular, la rotonda ferroviaria, junto a la estación de trenes de la ciudad. Se trata de una rotonda ferroviaria cubierta, única en Francia por sus grandes dimensiones. Nos hubiera gustado visitarla, pero en Agosto sólo estaba abierta al público para visitarla martes y jueves.

¿Qué es el velo rail?

Es una actividad que consiste en ir pedaleando en una especie de bicicleta-vagón llamada en francés ciclo draisine, por una vía abandonada o no usada de tren. La parte inferior del ciclo draisine consta de una plataforma y ruedas que van por la vía. La parte superior está acondicionada con asientos, algunos con pedales y otros sin.

Existen diversos modelos de ciclo draisine: unos tienen dos asientos para pedalear y el resto de personas van sentadas, otros tienen tres asientos para pedalear y el resto va sentado y otros tienen todos los asientos (máximo 5 que hayamos visto nosotros) para pedalear.

Nosotros cogimos el ciclo draisine, con todos los asientos con pedales. Lo llamaban el “baby train“. Esta es la foto que aparece en la web.

¿Cómo funciona el velo rail?

Previa reserva por email o por teléfono, la empresa organizadora os dirá la hora exacta a la que tenéis que llegar. Nosotros queríamos hacer la actvidiad a media mañana y nos dieron el turno de las 11:30. El turno anterior era a las 10.

Una vez allí, se hace una demostración de cómo funciona el ciclo draisine y de lo que hay que hacer para dar la vuelta. En nuestro caso se trataba de un circuito lineal. Llegabas hasta el final de la vía, parabas para hacer pícnic, dabas la vuelta y volvías al punto de salida.

Una vez acabada la demostración partimos con el ciclo draisine. La distancia de seguridad entre vehículos es de 50 metros. Pedaleamos unos 30 minutos aproximadamente hasta llegar al final de la vía. Dimos la vuelta con los ciclo drasines y paramos para hacer pícnic. Volvimos pedaleando otros 30 minutos hasta la estación de Bugey.

Encontramos una pega a nuestra actividad. Como escogimos el turno de las 11:30 la llegada a la zona de picnic coincidió más o menos con la hora del almuerzo de los franceses. Lo que en principio parecía una parada corta se convirtió en una parada en toda regla para comer. Las familias francesas, sacaron su bolsa de picnic y se pusieron a comer. Nosotros llevábamos tentempiés, pero a las 12 no teníamos hambre para comer, por lo que la espera para volver pedaleando se nos hizo larga.

Enlaces útiles

Alojamiento en Chambery

Nos alojamos en  el Aparthotel kyriad Chambery Centre. Se trata de un aparthotel céntrico con aparcamiento privado. No obstante, fuera, hay aparcamiento público de pago. Nos asignaron una amplia habitación aburdillada muy tranquila. La habitación contaba con kitchennette  y mesa para comer. Además del sofá cama teníamos un sofá extra para sentarnos.