Este mes de diciembre hemos hecho una escapada a Alsacia con los niños para ver los preciosos mercados de Navidad. En esta entrada os explicamos lo más destacado de nuestro viaje.

Colmar es la estrella en cuanto a mercados navideños. La ciudad cuenta con diversos mercados repartidos en zonas diferentes del centro. Un alsaciano afincado en Cataluña nos recomendó visitar 2 veces los mercados. Primero una visita diurna y luego una nocturna para ver las luces que decoran las casas y los diversos espectáculos de luz que iluminan edificios emblemáticos de la ciudad.

MERCADOS NAVIDEÑS DE COLMAR

Los mercados navideños de la ciudad de Colmar se reparten en los espacios siguientes:

Place des Dominicains

Es uno de los imprescindibles. Allí encontrareis casetas con diversos productos: decoraciones navideñas, velas, mantas, telas, comida etc.

Place Jeanne d’arc

Este mercado recrea la atmósfera de un pueblo tradicional alsaciano. Está dedicado a productos locales, ofrece diversas opciones entre los numerosos placeres gourmet: foie gras, vinos, licores etc.

Place de l’Annciane Douane

Las creaciones de moda se codean en este espacio con muchas decoraciones navideñas tradicionales. Cuando cae la noche, el edificio Koïfhus se viste con luces navideñas.

Marché en intérieur Koïfhus

Es un mercado dedicado a la artesanía y a las antigüedades. En el primer piso, está el Musee du Jouet. Se puede visitar también la prestigiosa sala de decapolis, con puestos de libros antiguos, las joyas y artesanos de calidad.

Petite Venise

Es el mercado dedicado a los niños. Hay cochecitos y alguna parada de comida y bebida donde se puede tomar un  riquísimo  zumo de manzana caliente.

Place de la Cathédrale

En esta plaza se concentran los responsables de la gastronomía local. Se ofrecen platos de comida tradicional alsaciana. Todo tiene un aspecto delicioso.

 

MIRA NUESTRO VÍDEO DE COLMAR

EL CENTRO DE COLMAR

Además de los mercados de Navidad, el centro de Colmar es una zona protegida. Ha sido restaura en diversas ocasiones hasta llegar a su estado actual. El tamaño del centro es mediano, por lo que se puede hace caminando. Abundan las casas antiguas con colores llamativos y con postigos de madera. Algunas de estas construcciones datan del siglo XIV. Por ejemplo, la antigua aduana o Koïfhus, de 1480, es el edificio público más antiguo de la ciudad y en él se depositaban todos los productos de importación.

Además, Colmar cuenta con diversos canales que atraviesan la ciudad. El lugar por excelencia para ver o navegar por estos canales es la pequeña Venecia. Algunas viviendas de la pequeña Venecia son del siglo XIV. Los colores de las viviendas no son aleatorios. Al parecer, los vecinos pintaban sus casas en función del tipo de negocio que regentaban: azules para los pescadores, rojas para los carniceros y blancas para los curtidores.

El centro de Colmar está lleno de tiendas donde se venden productos locales. Pequeñas tiendas de productos locales como vino blanco, queso, salchichas, bombones, bretzels etc.

El mercado cubierto es un lugar interesante para entrar. Los locales vienen aquí a comprar fruta, verdura, queso, pan…

Aparcamiento en diciembre en el centro de Colmar

De las dos visitas que hicimos a Colmar en diciembre una fue entre semana y a segunda en fin de semana. Entre semana pudimos aparcar fácilmente en alguno de los aparcamientos del centro de la ciudad.

En cambio, el fin de semana, nada más acercarnos al centro, había carteles indicando que todos los aparcamientos del centro estaban llenos. Afortunadamente, una de las escuelas del centro había habilitada como aparcamiento provisional el patio del colegio. Al parecer, la colecta era para la escuela.

La visita que hicimos por el centro de Colmar entre semana fue muy tranquila. Aunque había gente paseando, podías pararte en los puestos de los mercados y ver tranquilamente todo lo que vendían. En cambio, el fin de semana, llegamos a Colmar a las 16h (poco antes de la puesta de sol). La cantidad de gente que paseaba por las calles, hacía muy difícil acercarse a las paradas de los mercados para ver algo. Incluso, las calles del centro con los edificios más emblemáticos estaban tan llenas de gente, que había que hacer cola para pasar en algunos tramos.

Por tanto, nuestra recomendación es que si podéis, evitéis los fines de semana.

 

MAPA CENTRO COLMAR Y MERCADOS DE NAVIDAD

 

En el enlace siguiente podéis encontrar mapas del centro de Colmar y de la ubicación de los mercados navideños.

Mapa Colmar y mercados.

Cómics para niños inspirados en Haut-Koenigsbourg y Alsacia

En nuestra primera visita a Alsacia visitamos el precioso castillo de Haut-Koeigsbourg y allí encontramos un cómic en francés muy interesante: Sherlock Holmes y el misterio de Haut-Koenigsbourg. En nuestra segunda visita a Alsacia, concretamente, en la tienda del Eco Museo de Alsacia encontramos la versión en inglés de dicho cómic. Lo compramos para leerlo con los niños.

La sinopsis del cómic es la siguiente. Es el año 1909. Europa está al borde de la guerra y todos los servicios de espionaje se preguntan por qué el emperador de Alemania ha emprendido la restauración del castillo de Haut-Koenigsbourg. Tras su victoria sobre Moriarty y su larga desaparición, Sherlock Holmes ha abandonado su carrera contra el crimen, pero el caso que envuelve a esta fortaleza medieval vuelve a ponerlo en activo, pues en esta partida de ajedrez diplomática y militar todo el mundo puede ser amigo o espía.

Poco después descubrimos que existe un cómic de los mismo autores titulado «Los nuevos casos de Sherlock Holmes». También lo compramos. Este es un recopilatorio de 3 historias. La primera és el «Sherlock Holmes y el misterio de Haut-Koenigsbourg» y existen dos más, que son la continuación de la historia.

Alojamiento en Alsacia en Invierno

En esta escapada a Alsacia nos hemos alojado en una gîte rural en el pequeño pueblo de Zimmersheim. Zimmersheim está situado a 20 minutos en coche de Mulhouse. La gîte aux deux clochers es un amplio apartamento para 5 personas situado en un primer piso. Los propietarios viven en la planta inferior. Es una casa muy tranquila donde estuvimos de maravilla. Los anfitriones nos aconsenjaron sobre qué visitar en las proximidades. Sin duda, es una gîte que recomendaría sin dudar a familias.