Osos de viaje

Somos Marc y María José, una pareja que empezamos a viajar antes del año 2000, cuando para preparar un viaje solíamos comprar guías de viajes en papel. Nuestra historia comienza es la siguiente.

Desde pequeña he deseado viajar a lugares exóticos y lejanos. Antes de que tuviéramos las revistas Lonely Planet, Altaïr o National Geographic, solía mirar los reportajes de la revista Geo en alemán que llegaban a mi casa. Lamentablemente para mi, mi familia no era de las que viajaban. La época en la que crecí tampoco era una época en la que la gente (al menos con la que yo trataba) viajara como ahora. Y como nací y crecí en Mallorca, mucha gente pensaba, que para que quería ir de viaje si vivía en esa preciosa isla.

Salí por primera vez de España en el viaje de fin de curso del instituto. Fuimos a París y la mayoría de nosotros volvimos encantados del viaje. Años más tarde, en la universidad, encontré la posibilidad de viajar a Rumanía, a través de una asociación de estudiantes, para asistir a un curso de diseño de páginas web. Rondaba el año 1996. Así que Marc y yo nos embarcamos en un viaje a la antigua Europa del este, pocos años después de la muerte del dictador rumano Ceaușescu. Después de eso, también en la universidad, encontré un viaje barato a Florencia en autocar. También nos apuntamos. Y desde entonces no hemos parado de viajar.

Al principio, fueron ciudades europeas, a las que pudimos llegar con un presupuesto limitado. Después, en un viaje al norte de África, conocimos a una familia, con la que hicimos el primero de nuestros grandes viajes: un viaje a Armenia e Irán. Era el año 2002. Aunque han pasado casi 20 años aún recuerdo ese viaje con cariño, especialmente nuestra estancia en Irán.

Este blog

 Empezamos nuestro blog de viajes ososdeviajes.wordpress.com en 2007  (blog que después cerramos) para documentar los viajes que habíamos hecho y para ofrecer a otros viajeros información de lugares que nosotros habíamos visitado y sobre los que no habíamos encontrado mucha información antes de realizar nuestro viaje.

Años más tarde nuestra familia creció y continuamos viajando. Los pequeños disfrutan intensamente de cada momento que pasamos de viaje. Cuando les decimos que se aproxima la fecha de nuestro próximo viaje, corren a preparar su maleta. Casi siempre cargan en exceso sus maletas, lo que nos obliga a revisarlas, pero su entusiasmo nos anima a seguir preparando viajes.