En esta entrada queremos explicar brevemente como aprenden los niños de las escuelas Waldorf a escribir y a leer. Para empezar, hay que comentar que el proceso de lecto-escritura no se inicia en las escuelas Waldorf hasta que el niño empieza el primer curso de primaria. En la etapa de preescolar, que en las escuelas Waldorf, se suele denominar la época del jardín de infancia, no se hacen trabajos intelectuales (aprender a leer y escribir, por ejemplo, o aprender idiomas extranjeros más allá de cantar canciones). El motivo es que según la pedagogía Waldorf, hasta que un niño no cumple los 6 años, este debe dedicar sus energías al desarrollo de su cuerpo. Dedicar atención a temas más intelectuales como la lecto-escritura puede crear un efecto disruptor en el desarrollo.

El primer curso de primaria se inicia con una bonita ceremonia que se conoce como el paso del arco. Los padres de los estudiantes elaboran un bonito arco de flores y plantas que los niños atraviesan cuando la nueva maestra los llama y los recibe. La misma maestra los acompañará durante los seis cursos de primaria.

Volviendo al tema de aprender a leer y escribir, en las escuelas Waldorf los niños aprenden las letras de una forma muy particular. La maestra explica una historia para cada letra. Es como un breve cuento, que los niños recuerdan muy bien. Este cuento es ilustrado en la pizarra con un dibujo hecho por la maestra. A continuación, la maestra hace el sonido de la letra. Finalmente, la letra se dibuja.

Por ejemplo, nuestro hijo mayor nos cuenta su versión del cuento que les explicó la maestra sobre la letra “A”: Había una vez, un hada pequeñita que vivía con toda su familia en una cueva bajo tierra. Cuando se hizo mayor quiso salir a conocer el mundo de la superficie. La primera vez que salió de su cueva y vio la superficie exclamó “Ahhh” asombrada por lo que acababa de descubrir. A partir de aquí, el cuento continúa porque esta hada que él llama hada “Alfa”, se encontró en con un burro. Así aprendió la letra “B”. A lo lejos vio unas montañas, que ilustran la letra “M”, tanto en el sonido como en la forma del dibujo.

Los niños repiten a su manera el dibujo que ha hecho la maestra en la pizarra y que ilustra el cuento que han escuchado sobre la letra. A continuación, dibujan la letra en cuestión.

El trabajo con las letras, se hace de forma intensiva durante épocas en el curso escolar. Una época es un periodo de unas 4 semanas del curso escolar, durante el cual se trabaja una materia, como, por ejemplo el aprendizaje de las letras.

En el primer curso se alternan tres materias en diferentes épocas, el dibujo de formas, el aprendizaje de las letras y las matemáticas.

Las letras se aprenden a escribir en las escuelas Waldorf, en un orden concreto. Primero, las mayúsculas con letra de palo, porque son las más fáciles de escribir para los niños. A continuación, aprenden las sílabas, combinando consonantes y vocales. Después las minúsculas en letra de palo y finalmente las letras ligadas que son las más difíciles. Los niños de las escuelas Waldorf aprenden a escribir en la escuela. A los padres se nos pide que no adelantemos, lo que ellos van aprender en la escuela. Ellos aprenden haciendo (learning by doing en inglés). Según nos comenta la maestra, los niños aprenden a leer aprenden solos. Porque si saben escribir, tarde o temprano sabrán leer. No se pone presión para que los niños aprendan a leer al final del primer curso o en algún momento concreto. Cada niño, lee cuando está preparado. Y, además este proceso es bastante rápido. El niño pasa de no saber leer, a leer, eso sí cuando está preparado.