En esta segunda entrada vamos a resumir las visitas que hicimos por algunos de los pueblos más pintorescos de Alsacia. Desde nuestro centro de operaciones en Dambach la Ville, visitamos Ribeauville, Riquewihr, Colmar, el castillo de Haut-Koenigsbourg, Sélestat y por supuesto Dambach la Ville.

Ribeauville

Ribeauville es un pueblo pequeño que se puede recorrer fácilmente con niños pequeños a pie. Está situado la ladera de una montaña y rodeado por viñedos. Hay tres castillos que lo coronan, en tres de las montañas próximas al pueblo. Se puede subir a las ruinas de los castillos caminando y observar los fantásticos paisajes de Alsacia desde lo alto. Ribeauville mantiene parte de sus murallas y diversas torres. A la entrada del pueblo, hay diversos aparcamientos de pago. La calle principal de Ribeauville, conocida como la Grand Rue, es la calle más concurrida. A ambos lados de la calle se suceden casas típicas de madera pintadas con colores diferentes. En la planta baja, comercios diversos, decorados con flores la flanquean. Para quien no quiera caminar, un pequeño tren panorámico, permite hacer una visita al pueblo y sus alrededores.

Riquewihr

El segundo pueblo que visitamos fue Riquewihr. Aunque es más pequeño que Ribeuaville, la experiencia de pasear por sus bonitas calles no resultó tan agradable, puesto que estaba plagado de turistas que llegaron en diversos autocares. Como el pueblo es muy pequeño, enseguida se llenó de visitantes. No obstante, hay que reconocer que es un pueblo muy bonito, con sus casas típicas pintadas con colores diferentes.

Colmar

El tercer pueblo que visitamos fue Colmar. Dedicamos todo un día a visitarlo puesto que se trata de una población de dimensiones mayores a las anteriores. En mi opinión, la parte más pintoresca de Colmar es Le Petite Venice, zona que recibe este nombre porque tiene canales como Venecia. Estos canales se pueden visitar en barca.

Nosotros paseamos por el centro histórico de Colmar, pero no visitamos ningún museo porque íbamos con nuestros hijos pequeños. Cuando se cansaron de caminar, decidimos coger el tren panorámico, que les permitió descansar un poco y acabar de ver el centro de Colmar. Colmar es sin duda otra parada obligada en cualquier viaje a Alsacia. Su centro histórico es precioso.

Dambach la Ville

El cuarto pueblo por el que paseamos fue Dambach la Ville. Se trata de un pequeño pueblo que conserva parte de su muralla original, y tres de las puertas de acceso al centro histórico. Nuestra gîte estaba situada en el centro de Dambach. El pueblo es bastante pequeño y se puede visitar a pie. El domingo, tuvimos la suerte de poder presenciar en la plaza del ayuntamiento, un concierto de música típica alsaciana.

Haut Koeningsbourg

Y para terminar no podía faltar la visita a un castillo. A nosotros nos encantan. Como a los niños no les interesan mucho los castillos, escogimos sólo uno y fue, Haut Koenigsbourg. Fue de los pocos lugares que visitamos donde había bastante gente. Tuvimos que dejar el coche en un aparcamiento que estaba bastante lejos del castillo y caminar hasta la cima. Una vez dentro del castillo, aunque había mucha gente, como se podía visitar por cuenta propia y el castillo es muy grande, no se notaba tanto la gran cantidad de visitantes. El castillo es espectacular y las vistas desde el son aún mejores.

Otras visitas que descartamos

(por falta de tiempo)

Requisitos y plan de viaje

  • Buscar un lugar no masificado, lejos de la playa.
  • Evitar las ciudades. Buscamos el contacto con la naturaleza. Por ello, nos alojamos en una gîte en la pequeña localidad de Dambach la Ville.
  • Visitar algunos de los pueblos más emblemáticos de Alsacia.
  • Combinar estas visitas con visitas o actividades que los niños pudieran disfrutar.

Plan del viaje

  • Nuestra idea inicial era ir a a Alsacia en nuestro coche desde Catalunya. Como Alsacia está bastante lejos pensamos pasar una semana en la Alta Saboya y después otra semana en Alsacia.
  • Pero nuestro plan inicial cambió, porque mi marido quería volver al Périgord. Lo que hicimos fue ir directamente en nuestro coche desde Catalunya al Perigord para pasar una semana en una gîte.
  • Hacer un día de ruta desde el Périgord hasta Alsacia.
  • Pasar una semana en Alsacia, alojándonos en una gîte. Esta fue la gîte donde nos alojamos. La gîte, está ubicada en la planta baja de un edificio antiguo restaurado. El interior es todo nuevo y muy amplio. La gîte cuenta con un jardín con césped y una zona para comer.
  • A la vuelta, pasamos un día y medio en Chambery. Alojamiento en Aparthotel Kyriad Chambéry Centre. Se trata de un aparthotel muy bien situado junto al centro histórico de Chambéry. A 5 minutos a pie, hay un supermercado Carrefour que está abierto sábados y domingos por la mañana. El hotel tiene aparcamiento privado, pero hay que reservar con antelación. Si no queréis aparcar en el aparcamiento del hotel, justo delante, hay una plaza con muchas plazas de aparcamiento, eso si, es zona azul. La habitación que nos asignaron en el hotel era muy aplia, lo que agradecimos al ir con dos niños.
  • De Chambery hicimos un día de ruta para regresar a Catalunya.